Meloni anuncia medidas enérgicas contra los inmigrantes ilegales: los inmigrantes ilegales serán detenidos y repatriados

La primera ministra Giorgia Meloni interviene en un vídeo difundido por Palazzo Chigi: "Quiero dar un mensaje claro a quienes quieren entrar ilegalmente en Italia: no es aconsejable confiar a los traficantes de seres humanos porque te piden mucho dinero, te suben a embarcaciones que a menudo no están equipadas para hacer esos viajes y, en cualquier caso, si entras ilegalmente en Italia serás detenido y repatriado. Nuestra situación no nos permite hacer nada diferente".

0

Publicamos la transcripción íntegra de la intervención en vídeo del Presidente .

La presión migratoria que sufre Italia desde principios de este año es insostenible. Es el resultado de una situación internacional muy difícil, que combina los problemas que ya tenía África con una situación de creciente inestabilidad, especialmente en la zona del Sahel. Un panorama muy difícil, que incluye golpes de Estado, catástrofes naturales, la guerra del trigo, el yihadismo, que podría llevar a varias decenas de millones de personas a querer abandonar su propio país para buscar un futuro mejor en .
Sin embargo, está claro que Italia y Europa no pueden acoger a esta enorme masa de personas, sobre todo cuando el flujo migratorio está gestionado por traficantes sin escrúpulos y se desplaza por rutas ilegales.

Misión naval para detener la salida de las barcazas: el cambio de paradigma que Europa necesita

El gobierno italiano ha trabajado desde que asumió el poder para abordar este problema de forma estructural, proponiendo la única vía que puede dar al fenómeno una solución duradera. Mientras que antes todo el debate en Europa se centraba en cómo acoger a los que llegan ilegalmente y en las normas para su distribución en los 27 países europeos, nosotros pedimos un cambio total de paradigma. Detener a los traficantes de seres humanos y a la inmigración ilegal masiva en sentido ascendente. Centrarse en la defensa de las fronteras exteriores y no en la distribución de los inmigrantes. Este cambio de paradigma está ahora escrito en blanco y negro en las conclusiones del Consejo Europeo.
¿Cómo se consigue? Como siempre hemos propuesto hacerlo, y como está escrito en nuestros programas: con una misión europea -incluso naval si es necesario- de acuerdo con las autoridades norteafricanas para detener la salida de las barcazas, verificar en África quién tiene derecho o no al asilo, acoger en Europa sólo a los que realmente tienen derecho, según los convenios internacionales. Y al mismo tiempo trabajar con inversiones serias en el desarrollo del continente africano, para que África pueda vivir y prosperar gracias a sus numerosos recursos y a la formación de trabajadores útiles para la economía europea que se incluyan en vías de inmigración legal y efectivamente integrada.
En esto trabajamos desde el primer día. Convencer a Europa, hablar con todas las autoridades del Norte de África, sentar las bases de acuerdos sólidos con los gobiernos africanos.

La crisis económica y social en Túnez, el acuerdo UE-Túnez: aún no se han transferido a Túnez los 250 millones de euros acordados.

Gracias a este trabajo, conseguimos mantener bajo control la situación de las salidas de Libia, que hasta hace unos meses eran el verdadero problema de Italia. Mientras tanto, sin embargo, la situación en Túnez, país que atraviesa una grave crisis económica que inevitablemente repercute también en nosotros, se estaba deteriorando. El gobierno italiano trabajó entonces, con la participación de la Comisión Europea, en un acuerdo de cooperación entre Europa y Túnez que prevé, por un lado, la lucha contra los flujos irregulares y, por otro, el apoyo a la economía tunecina.
Desgraciadamente, mientras Italia y parte de Europa trabajaban en esta dirección, otra parte de Europa se movía en sentido contrario. Estoy pensando en el intento diario de algunas fuerzas políticas y realidades influyentes de afirmar que Túnez es un régimen opresivo con el que no se puede llegar a ningún acuerdo e incluso de declarar que Túnez no es un refugio seguro. Y, por tanto, que no es posible repatriar a los inmigrantes irregulares ni impedir que salgan de esas costas. A esto se añade el hecho de que, a pesar del acuerdo firmado por la Comisión Europea con el gobierno tunecino, todavía no se han transferido a Túnez los 250 millones de euros acordados. Este es el cuadro de situación que arroja a Italia a la dificilísima situación en la que se encuentra.

El anuncio: inmigrantes ilegales detenidos hasta 18 meses en centros de repatriación, ampliación de los centros de detención en espera de repatriación, mandato a Defensa para crear los centros.

Personalmente, sigo convencido de que la estrategia del gobierno italiano es la más seria para resolver el problema de forma estructural, pero lleva tiempo, sobre todo si esa labor se ve obstaculizada por intereses ideológicos. Lo que ocurre es que Italia no puede esperar más, porque a la espera de soluciones definitivas, la presión es ya insoportable.

Por tanto, anuncio que
En primer lugar, he escrito a la Presidenta de la Comisión Europea para pedirle que venga conmigo a Lampedusa para comprobar personalmente la gravedad de la situación a la que nos enfrentamos y que acelere inmediatamente la concreción del acuerdo con Túnez mediante la transferencia de los recursos acordados. La Presidenta Von der Leyen siempre se ha mostrado colaboradora y no dudamos de que también lo hará esta vez.
Segundo: He escrito al Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pidiéndole que incluya la cuestión de la migración en el orden del día del Consejo Europeo de octubre. Tengo la intención de reiterar allí que debe ponerse en marcha inmediatamente una misión europea para detener la salida de barcos.
En tercer lugar, en un futuro inmediato el gobierno italiano tiene la intención de tomar medidas extraordinarias para hacer frente al número de desembarcos que hemos visto en los últimos días en nuestras costas.

En el Consejo de Ministros del lunes presentaremos una enmienda al plazo de detención en los centros de internamiento para la repatriación de quienes entran ilegalmente en Italia, límite que se elevará al máximo permitido por la normativa europea vigente, es decir, 18 meses. Este plazo no se aplica a los solicitantes de asilo, para quienes el periodo máximo de detención ya es de 12 meses y no se modificará. Y ya estamos trabajando en el refuerzo de los centros de repatriación para que todo aquel que entre ilegalmente en Italia sea realmente detenido en estas instalaciones, durante el tiempo necesario para definir su posible solicitud de asilo y para su expulsión efectiva en caso de que sea irregular, porque otros años de gobiernos inmigracionistas nos han dejado una situación para la que las plazas en los Centros de Residencia Permanente para Repatriados son escandalosamente escasas. Por eso, en el Consejo de Ministros daremos un mandato a Defensa para que construya cuanto antes las instalaciones suficientes para detener a los inmigrantes irregulares. Daremos el mandato de construir estas instalaciones en lugares con muy baja densidad de población y fácil perímetro y vigilancia.

El mensaje a los inmigrantes ilegales: «no os conviene».

Por eso quiero enviar un mensaje claro a quienes quieren entrar ilegalmente en Italia: no os conviene confiar en los traficantes de seres humanos, porque os piden mucho dinero, os meten en embarcaciones que a menudo no están equipadas para hacer esos viajes y, en cualquier caso, si entráis ilegalmente en Italia seréis detenidos y repatriados. Nuestra situación no nos permite hacer nada diferente.
A los italianos quiero decirles: no hemos cambiado de opinión. Llevará tiempo y mucho trabajo, paciencia y determinación, pero no hemos cambiado de opinión. Trabajamos cada día para cumplir los compromisos que hemos firmado con vosotros, en todos los ámbitos, incluido el del restablecimiento de la legalidad y la lucha contra la inmigración ilegal.

Articolo successivoLa entrevista entre Tucker Carlson y Javier Milei rompe récords de audiencia
0 0 votes
Vota l'articolo
Subscribe
Notify of

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Commenti
Inline Feedbacks
View all comments